Quinteras

Quinteras

Fotografías de Irma Montiel

Las fotografías que protagonizan las hermanas Amalia y Soledad Flores forman parte de un trabajo periodístico dedicado a homenajear a las mujeres que trabajan la tierra. Un par de estas imágenes fueron publicadas en un informe que Télam publicó el 15 de octubre octubre último para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres Rurales. La cobertura estuvo a cargo de la fotógrafa Irma Montiel, que es la corresponsal cordobesa de la agencia nacional.

Las fotos fueron tomadas en la parcela de seis hectáreas que Amalia y Soledad alquilan en el cinturón verde de la ciudad de Córdoba, en el camino San Antonio. Allí siembran, desmalezan, cuidan, riegan, cosechan y recogen sus productos, que venden en el mercado Mayorista de Malagueño, camino a Carlos Paz.

Las hermanas pertenecen a la asamblea de quinterxs El Quirquincho, de la zona sur de la ciudad; una organización que forma parte de la Unión de Trabajadores Rurales (UTR) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Son productoras hortícolas que adoptaron la agricultura como forma de vida y, a pesar del esfuerzo diario y las constantes dificultades -lluvias, granizos, sequías, pérdidas- dicen sentirse felices; no cambiarían su rutina entre verduras y cajones porque les da independencia y es “una elección propia”.


Irma Montiel es una reportera gráfica cordobesa que lleva 40 años retratando la realidad de la provincia. Pionera y autodidacta, fue una de las primeras en hacer fotografía periodística en Córdoba y su mirada recorre el país en las fotos que publica en medios y agencias nacionales. Fue corresponsal del diario La Nación durante 23 años, colaboró para las agencias AP, DPA y Reuters, y hoy trabaja para Télam, Hoy Día Córdoba y Revista El Sur.

Aprendió los primeros gajes del oficio a comienzos de los 80 junto a su compañero, el fotógrafo Osvaldo Ruiz, y desde entones no paró de recorrer las calles, capturando los instantes más significativos de la actualidad social, política, cultural y deportiva. Siempre informada, rápida, intrépida -y solidaria con sus compañerxs de trabajo- nada escapó al lente sensible de su cámara.

Retrató la realidad de la ciudad Córdoba cuando ardió en protestas en 1989 y también la localidad de San Carlos Minas, cuando quedó sepultada por un alud, en 1992. Cubrió el motín en la ex cárcel de San Martín, en 2005, y entre tanto, decenas de festivales, operativos policiales, coberturas electorales y, por supuesto, partidos de fútbol. Su trabajo constante en las canchas -territorio claramente masculino- es una marca distintiva de su carrera profesional.

Sin embargo, las coberturas que más la marcaron fueron el juicio por el femicidio de María Soledad Morales -que la mantuvo durante siete meses en Catamarca-, la explosión de la Fábrica Militar de Río Tercero, en 1995, y el juicio de la megacausa La Perla, donde logró fotografiar los rostros de lxs criminales. Ese trabajo que se extendió por cuatro años le valió el reconocimiento de la Legislatura de Córdoba, que en 2016 distinguió a periodistas y comunicadorxs que fueron acreditados por la Justicia Federal para asistir a las audiencias del juicio oral.

El cortometraje «Irma Montiel, destellos en la vida de una fotógrafa», realizado por Evelyn Gorga, Enzo Del Llano y Fernando Ferrari como parte del posgrado en Documental Contemporáneo, muestra con talento y sensibilidad algunos trazos de la enorme trayectoria de esta fotoperiodista.

Documental sobre Irma Montiel