Pañuelos como bandera

Pañuelos como bandera

Fotografías de Natalia Roca

En el rostro o en el cuerpo, hecho remera o pulsera, anudado o al viento, el pañuelo verde marca una identidad y señaliza una convicción: el aborto debe ser legal, seguro y gratuito. Esta serie de fotografías, tomadas en marchas por la conmemoración del 8M y en pañuelazos realizados en Córdoba, muestran modos de apropiación y uso de ese símbolo por parte de quienes reivindican el derecho a decidir y a proteger la vida y la salud de las personas gestantes.

Las imágenes captan fragmentos de la lucha feminista que se instaló en las calles en forma de marea y ponen en primer plano ese pedazo de tela que hace rato se convirtió en bandera política. El pañuelo verde es distintivo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito de la Argentina y a partir de 2018 atravesó las fronteras como un emblema que articula los reclamos por los derechos reproductivos en América Latina. 

Natalia Roca reside en Saldán, Argentina. Es fotógrafa, trabaja en el Fondo de Mujeres del Sur, registrando las organizaciones del movimiento feminista en el Cono Sur y Latinoamérica. Coordinó el taller de fotografía “Mujeres… otra mirada” en la cárcel de mujeres en Bouwer y participó de la campaña “Calendario Derecho a Decidir”. 

Al nacer su tercera hija, inició el proyecto Origen, en el que registró durante siete años partos en domicilios e instituciones, y se formó como doula. Las imágenes se publicaron en diferentes medios y conferencias por la humanización del parto y el nacimiento para visibilizar y desnaturalizar la violencia obstétrica. 

Es activista por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y personas gestantes. Integra el colectivo Mujeres por un Parto respetado y el Colectivo Manifiesto. Colaboró para el medio cooperativo La Tinta. Fue seleccionada y asistió al Laboratorio de Creación Visual 20 Fotógrafos en Guatemala, patrocinado por National Geographic. Recientemente su ensayo Frágiles fue publicado en el diario Postales del Coronavirus en The New York Times y la Revista del POYLATAM.