MUNDO: Libres las queremos

MUNDO: Libres las queremos

Diferentes colectivos se organizan en Latinoamérica para reclamar por la libertad de mujeres que cumplen condenas acusadas por abortos clandestinos.

En Argentina, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, junto a CELS, CUSAM, y las abogadas María Lina Carrera y Natalia Saralegui Ferrant presentaron en diciembre pasado el informe “La criminalización por aborto y otros eventos obstétricos en la Argentina” (https://www.cels.org.ar/web/wp-content/uploads/2020/12/La-criminalizaci%C3%B3n-por-aborto-y-otros-eventos-obst%C3%A9tricos-en-la-Argentina20201228.pdf).

Los datos fueron relevados en: Santa Fe, Río Negro, Chaco, Chubut, Córdoba, Neuquén, Formosa, Catamarca, Corrientes, Tucumán, Mendoza, Salta, Buenos Aires, Jujuy, San Luis, La Pampa y la Justicia Nacional que tiene a cargo las causas en CABA. Se constataron 1532 causas por aborto y 37 por eventos obstétricos.

La mayoría de las mujeres criminalizadas pertenece a sectores sociales vulnerables: no tiene trabajo remunerado, tiene un bajo nivel de instrucción formal y vive en condiciones habitacionales precarias. Son menores de 30 años y muchas tienen une o más hijos/as.

En el proceso penal que se llevó adelante contra ellas, la mayoría no accedió a una defensa particular y se vulneraron sus derechos. Este es un aspecto más que da cuenta de la selectividad con la que opera la criminalización.

Mientras tanto, en diferentes países latinoamericanos se fortalecen como #CausaJustaPorElAborto, de Colombia, para reclamar contra la penalización y persecución de las mujeres estigmatizadas. Este movimiento, que está cumpliendo un año, viene instalando su reclamo argumentando que en ese país el aborto sigue siendo un privilegio de clase.

Por su parte las salvadoreñas se preparan para la audiencia en la CIDH por el caso “Manuela”, una joven presa por aborto que murió presa por un cáncer linfático que no fue atendido. Fue condenada a 30 años de prisión, sin que se tuviera en cuenta el testimonio en el que afirmaba que había sufrido una pérdida.

El próximo 10 y 11 de marzo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos analizará la acusación que formularon diferentes colectivas feministas contra el estado salvadoreño.