Mamá Celia y la sabiduría ancestral de la selva

Mamá Celia y la sabiduría ancestral de la selva

Sabedora ancestral, curandera de enfermedades sin cura, partera de cientos de bebés en la selva, guía espiritual en ceremonias de ayahuasca, mujer kichwa rebelde, desafiante y poderosa.

Cada vez que un nuevo paciente llega a la choza de Mamá Celia, ella lo recibe encendiendo un tabaco. Así, con cada bocanada de humo lee a la persona que tiene enfrente, ve sus miedos, sus enojos, sus tristezas y las enfermedades que éstos le provocan: “Porque cuerpo, mente y espíritu son uno solo, no se los puede ver por separado”.

A través del humo ve también si la persona puede curarse. La lectura se hace mientras la ceniza permanece en el tabaco; cuando ésta cae, la mamita determina el tratamiento necesario. Vapores con plantas y cortezas medicinales, algunas procedentes de su huerta y otras de la selva amazónica que rodea a la comunidad Kichwa de Rukullacta en Archidona, Ecuador -las plantas utilizadas variarán de acuerdo a la enfermedad diagnosticada- y quizás una limpia para ahuyentar las malas energías que se han depositado en el paciente.

Mamá Celia es una de las parteras y curanderas más reconocidas en el Ecuador, heredera de una tradición de mujeres sabias de la selva.

Julieta Perícola

Julieta Perícola (Córdoba, 1990) estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba y Fotografía en la Escuela Superior de Artes Aplicadas Lino E Spilimbergo.

Entre 2016 y el 2018 viajó y compartió algunos procesos con comunidades originarias Kamentsa, en el Valle de Sibundoy, Putumayo, Colombia; y con el pueblo Kichwa de Rukullacta, en Archidona, Ecuador. De este viaje surgió el interés por conocer y documentar raíces de las comunidades originarias comechingonas presentes en Alberdi.

En 2019 participó del Taller Manifiesto Alegría, coordinado por Gabriel Orge, Vero Gutiérrez y Álvaro Figueroa, y en una muestra colectiva virtual llamada Souvenir. “En ese momento nos interrogamos sobre las estrategias que elaboramos para sostener los recuerdos a los que nos aferramos”, dice Julieta, y recuerda: “Allí trabajé recuperando el archivo familiar de mi abuela paterna, Amelia, realizando transfer de las fotografías encontradas sobre cartas que mi abuela intercambió con parte de la familia procedente en Buenos Aires”.

Parte del trabajo fotográfico de Julieta se puede ver en
https://julipericola.wixsite.com/julipericolaph

Redes: @julipericola