Combate

Combate

Fotografías de Celeste Onaindia

Combate pertenece a un ensayo fotográfico y audiovisual que indaga en el ejercicio de la defensa personal y de algunas artes marciales realizado por mujeres, lesbianas y trans. Las imágenes exhibidas forman parte de un trabajo todavía en proceso y compuesto por dos series. Por un lado, autorretratos nocturnos a partir de los cuales Celeste interviene diferentes espacios de la ciudad, incorporando elementos de deportes de contacto. Por otro, retratos de amigxs que comienzan a interesarse por la autodefensa y con quienes la fotógrafa comparte entrenamientos.

“Intento articular a través del retrato lo político y lo artístico, lo público y lo íntimo, en una búsqueda identitaria que entiende al cuerpo como un arma de lucha”, cuenta, y continúa: “Impulsada por la necesidad de explorar sobre las formas de defendernos desde diferentes lenguajes, comencé a autorretratarme. Este ejercicio se volvió una especie de autodefensa a partir del cual comprendí que defenderse es también un derecho. El cuerpo es, entonces, nuestro campo de batalla en el intento por desnaturalizar y cuestionar lo normativo, generando transformaciones desde lo cotidiano”.

Este cruce entre feminismos y artes marciales, combinado con la práctica fotográfica y audiovisual, viene siendo un motor para la reflexión y una manera de ensayar respuestas a interrogantes que la autora se plantea: ¿Qué producen estas prácticas en nuestros cuerpos e identidades? ¿Qué partes del cuerpo se activan cuando nos defendemos? ¿Por qué debemos aprender a defendernos? ¿Dónde se aloja la violencia que vivimos por ser quienes somos?


Celeste Onaindia es licenciada en Cine y TV y se graduó como fotógrafa en la Escuela de Artes L. E. Spilimbergo. Participó en diferentes muestras fotográficas; en su mayoría, con autorretratos. Las últimas fueron Yo en escena, en el Palacio Dionisi, y Lo que se hace por amor, en el Museo Genaro Pérez. Trabajó como editora y fotógrafa en Elefante, una revista cultural impresa sobre arte cordobés y participó, también como fotógrafa, en la revista impresa Laucha.

Desde 2010 desarrolla proyectos audiovisuales. Dirigó Mi gorra brilla (2019), una animación sobre la problemática de la represión policial en Córdoba que recibió varios premios y fue seleccionada por festivales nacionales e internacionales, y también Coaxiles –  Morder las venas de ciudad (2019), ganadora del concurso al desarrollo de serie de animación del Polo Audiovisual Córdoba y del Fondo Estímulo para Proyectos Audiovisuales, otorgado por la  Municipalidad de Córdoba.

Además de participar en foros académicos y jornadas especializadas sobre fotografía y cine, Celeste integró espacios creativos como Talent Press y es productora de Maní, un festival de arte gráfico que cuenta con seis ediciones realizadas en diversos puntos de la ciudad y premiado por el Ministerio de Cultura de la Nación. Actualmente cursa una especialización en Procesos y Prácticas de Producción Artística